Mi Real Doll - Envío Gratis - Paga Con Tarjeta O Transferencia Y... ¡A Follar!

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll
Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar! - Mi Real Doll - Silicone TPE - Sex Doll

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar!

Vendedor
Mi Real Doll
Precio habitual
€2.791,81
Oferta
€2.523,99
  • Todos los precios incluyen IVA
  • Envío Gratis. Entrega: 15 a 20 Días
  • Paquete discreto sin descripción del contenido
  • SSL Pago Seguro (Paypal, GPay, Visa...)
  • Tranferencia Bancaria si lo prefieres.
  • 100% Silicona TPE de Calidad
  • Recibirás la Muñequita que ves en las Fotos
  • Muñecas con Certificados de Calidad
El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Ha coincidido que en mi generación, estoy cerquita de los 30, alguien ha inventado unos Muñecos, con un material que los hace provocativos porque son como un cuerpo humano. Y es el cuerpo humano, hombre o mujer, o ambos, lo que nos atrae. A mí me gusta una buena Polla, pero me encantan las Tetas, el Coño y el Culo de las tías. Y resulta que, con este maravilloso invento, con mis dos Muñequitos del alma, Jorge con una polla de 19 cm y Lara con un cuerpazo con el que me reviento el coño a diario, lo tengo todo. Sin discusiones, sin me apetece o no me apetece, sin malos rollos, sin explicaciones, porque sí, porque quiero follar, sin más. Solo mi imaginación, para follar como me dé la gana. Y eso, eso es la hostia.

Yo soy así y a nadie le importa. Yo no me meto con nadie. Si me gustan mis dos Muñequitos del alma es porque los necesito. Necesito tener relaciones sexuales sin rollos, ni disgustos, sin un antes, sin un después, sin preguntas, con ganas, con ansia de follar y necesito correrme todos los días, y varias veces, porque mi cabeza se despeja y se van los fantasmas. Pero también tengo la necesidad de contar esto que me ocurre, porque ni siquiera sé cómo me ha ocurrido. Solo sé lo bien que me siento y, por eso, tengo la necesidad de gritar a los cuatro vientos que se puede hacer. La gente que se escandalice, con ignorarme y olvidarse de mí, ya lo tiene solucionado.

Tu imaginación llegará a unos límites de los que ahora ni te aproximas por mucho que te pajees la mente. Y, por favor, no pienses, ni por lo más remoto, que soy violenta. Soy muy apasionada y una calentorra de mucho cuidado. Pasión, sí. Y mucha. Pero la palabra violencia me hace temblar de horror, y te pido, por favor, que no seas violento, ni siquiera con una Muñeca. Follar con pasión no tiene nada que ver con la violencia. Bueno, apartemos esta horrible idea de la cabeza, y seamos sensatos.

Yo hago cosas con mis Muñequitos del alma, que jamás hubiera imaginado, ni por lo más remoto, que llegara a ser tan pervertida y tan asquerosamente puta. La palabra puta, siempre que la leas escrita por mí, quiero que sepas que solo me causa respeto. Y si la pronuncio, es porque me calienta el hecho de pensar que lo soy, y que follo cuando quiero. Admiro a las mujeres que deciden hacer con su cuerpo lo que les venga en gana. Son libres de hacerlo y se ganan la vida con el placer que reparten. Hay que acabar con el proxenetismo, no con las putas, que son una bendición para esta Humanidad aburrida. Así lo veo yo.

Si tú tienes unas necesidades parecidas, o iguales a las mías, te lo tengo que contar. No te estoy diciendo que me compres una Muñeca ya. No van por ahí los tiros. Ya vendo suficientes Muñecas y no necesito hacerme millonaria, ni lo quiero. Yo no necesito vender mil Muñecas al día. Eso es para Amazon con su super negocio. Lo que sí necesito es que, por lo menos, sepas que lo puedes hacer. Seas un tío, o una tía. Hay una salida muy grata, a esa sensación, tan triste, de que no puedes satisfacer tus necesidades sexuales.

Yo, hasta que no tuve el conocimiento de que esto existia, que había unos Muñecos con un parecido tan enorme a un cuerpo humano, tenía siempre un sabor amargo en mi vida. Yo, una mujer divorciada, cercana a la treintena, con encuentros esporádicos con tíos, que al tercer polvo, ya se creen que son tus dueños, me consumía poco a poco en una especie de garganta enorme que me iba tragando.

Mis mejores relaciones siempre han sido con otras mujeres. La mayoría mujeres casadas, que están hasta el gorro del tío aburrido que tienen al lado. Hoy en día, sigo con alguna de ellas. Encuentros esporádicos. Andrea, casada con un director de banco, está al tanto de mi relación con mis dos Muñequitos. Lo cierto es que está sorprendida de lo bien que me ve. Hace dos años que nos conocemos, y hemos charlado muchas veces sobre la mierda de vida que nos había tocado. Yo divorciada y ella harta.

Estamos de acuerdo en que nos gustan las pollas, pero no lo que hay detrás. Como decía Serrat: "Me gusta todo de ti, pero tú, no". Sabemos que debe haber tíos de la hostia por ahí, pero no nos han tocado a nosotras. Como siempre le hablo de lo bien que me lo paso con mis dos Muñequitos, una tarde, después de comernos el coño bien comido, corrernos mil veces y cabalgar nuestros muslos hasta que no podíamos más, me dijo por qué no contaba al mundo mi experiencia con los Muñecos, e incluso, por qué no los vendía yo misma. Lo cierto es que la idea no me parecía descabellada. Yo trabajaba en IM Digital, le hable a mi ex-jefe, Juan Carlos, del proyecto y le gustó mucho la idea. Yo tenía algo de pasta ahorrada, Andrea y Juan Carlos me ayudaron, con otro poco, para poder dar el primer empujón, y aquí estoy.

Para cuando me apetece una polla real, que también me sucede, tengo un par de amigos, dos bellas personas, con los que hecho un polvo de vez en cuando. Y nada más. Son tíos estupendos, personas de fiar, con los que hablo con total sinceridad. Pero ya les he dejado claro, que no quiero saber nada de convivencia. Estoy mejor así. De momento, el amor está aparcado. No sé si vendrá o no, pero no lo necesito, porque desconfío mucho de los finales infelices. Prefiero una cenita tranquila, seguida de un polvete, y luego cada uno a su guarida. Me siento más segura así. No necesito más.

Algo muy importante: Ninguno de mis amigos con roce está casado. Las tias, si están casadas no me importa, pero con tíos casados no me acuesto. Soy una mujer, y no le hago una putada a otra mujer. Es una regla en mi vida. Tampoco pretendo echar toda la culpa a los tíos, porque sería injusta. Tanto hombres como mujeres, sufrimos las consecuencias de relaciones que acaban siendo absurdas. Tengo un buen amigo que ha sufrido lo indecible, porque la mujer tan maravillosa que conoció, se convirtió en una arpía irreconocible. La mayoría de las veces no es culpa de nadie. Es la vida, con la educación y costumbres que nos meten, la que nos hace olvidar que tenemos al lado a una persona que, en su día, adorábamos y que, de repente, no nos produce más que indiferencia. Es triste. Muy triste.

Seas tío o tía, te puede pasar lo mismo. Nadie está exento por ser hombre o mujer. Tus necesidades son como las mías, y como las de la vecina o vecino de al lado. Te preguntarás por qué no follas más, si todos y todas tenemos tantas ganas. Pues es la pregunta del millón, porque no tiene respuesta. Nos metemos en un berenjenal de vida, que nos pone en bandeja todo lo relacionado con el estrés, en forma de hipoteca, préstamos, sueldos ajustados, apreturas para llegar a fin de mes... O sea, todas esas cosas de las que nos preocupamos por un lado, mientras que la vida está pasando por el otro, como decía John Lennon.

Yo, lo único que he hecho, es cruzar la acera, y pasarme al lado de la vida. Sigo trabajando, porque trabajar lo necesito para vivir, como todo mortal. Pero mi vida es otra. Habrá a quien le parecerá aberrante, pero no me importa. Ahora mismo tengo lo que necesito sin molestar a nadie. Y lo cuento. Lo cuento por si tú también quieres intentarlo. No quiere decir que, porque a mí me vaya genial, a todo el mundo le vaya a pasar lo mismo. Eso es absurdo. Solo quiero expresar con claridad, que mi sensación es buena. Muy buena. Nada más.

He utilizado consoladores de todo tipo, y a veces, cuando me da el punto, los uso. No los he tirado porque me siguen gustando. Pero esto es otra cosa. Ese contacto con Muñequitos de tu estatura, incluso más, con esa suavidad que admite cualquier tipo de roce, con cualquier parte de tu cuerpo, es algo que no tiene nada que ver con lo conocido hasta ahora.

Vivimos en un mundo muy hipócrita y lleno de prohibiciones y malos rollos, y con un sentido de la sexualidad muy oculto y oscuro. Tienes que olvidarte de eso y crear tu mundo. Yo hace tiempo que tengo el mío y me va muy bien. El día que encuentre a una persona, de verdad, con la que pueda tener la actividad que tengo ahora, y no haya ningún mal rollo por ello, y todo transcurra bajo el velo de la sinceridad, tengo muy claro que, muy a mi pesar, abandonaré a mis Muñequitos.

Pero no creo, al menos a corto plazo, que eso ocurra. Habría que cambiar muchos conceptos, y tendrían que desaparecer muchos tabús que nos atan a una vida, que acaba siendo un auténtico aburrimiento. Intentar tener tu mundo y, en la medida de lo posible, ser feliz, no es ningún atrevimiento fuera de lugar. Es lo que queremos todos.

A mí me encanta follar todos los días, pero... ¿A quién no le gusta? Yo he encontrado la manera con mis Muñequitos Jorge y Lara. Ya está. Así de sencillo.

¿A ti también te gustaría? Pues es más fácil de lo que crees. Y placentero como no puedes imaginar. Así que...

¡A Follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela.

Como verás, mis Muñequitas no vienen con opciones ni con hostias de esas. ¿Por qué? Pues, hombre. Piénsalo bien…

¿No crees en el amor a primera vista? Pues existe. Y si tú ves una muñequita en la foto que te empalma, esa es la que quieres. ¿Vas a querer cambiarle la piel, los ojos, el pelo y todas esas chorradas? Pues no. Porque lo que te gusta es lo que estás viendo. Por eso prefiero tener variedad de muñequitas. Te llevas la que ves. ¡Sí! La que te pone cachondo y hace que te metas la mano en la bragueta, te agarres la polla y te eches una paja mirándole el Culo, las Tetas, el Coño e imaginando que te la estás follando.

¡Esa Muñequita es la que quieres! ¡Y no otra! No quieres cambiarle nada. Y si te pone cachondo ver las fotos, no te digo nada cuando la tengas al lado.

Estas Muñequitas tienen la opción de Coñito Fijo o extraible. Pero yo he quitado, sin dudarlo, la opción de extraible. No lo quiero para mí y no lo quiero para nadie. La experta en coños de Muñecas soy yo, y te aconsejo un Coño fijo. Sin duda. Yo te enviaré la Muñeca que ves, no otra.

Coñito Fijo / Coñito Removible - Mi Real Doll - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll

Hay otra opción que también la mando por defecto, y es que la Muñequita se quede sola de pie. Eso tiene la consecuencia de que lleva, en la planta del pie, tres soportes que se ven, pero es práctico, en el sentido de que, a veces, te apetecerá ponerla de pie, darle la vuelta y pajearte, como yo he hecho, simplemente mirándole el culo. A mí, eso me pone. Pero si no quieres ninguna marca en los pies, lo indicas a la hora de pedir tu Muñequita y ya está. Eso sí, no se sujetará sola.

Se sujeta sola / No se sujeta sola - Mi Real Doll - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll

Así que... ¿Crees que vas a querer un coño de quita y pon? Si lo quieres me lo indicas pero... ¡No me jodas! Eso te desempalmará la chorra en tres segundos. El coñito tiene que estar fijo porque es mucho más sugerente. ¡Joder! ¡Pues cómo crees que tengo yo el coño! ¿Me lo quito y me lo pongo… como el sombrero, alirongo, alirongo. alirongo...?

Vamos a ser serios. Ya sabemos que un chochito fijo es más laborioso para limpiar, pero no hay color. Hazme caso.

La ropa, ten en cuenta que se elige al azar para hacer las fotos. Por lo general, vestirla es algo personal. Eres tú quien tiene que hacerlo como te apetezca, aunque la mayoría del tiempo la tendrás en pelotas. Y harás bien, claro. Pero no te preocupes por eso ahora. Si lo necesitas, yo te asesoraré personalmente. En cuanto tengas tu Muñeca, pertenecerás a mi club, "El Club de Ángela", y atenderé las dudas que tengas, en cuanto a cuidado, ropa, mantenimiento, etc. se refiera. No te preocupes.

Nadie te puede cohibir sobre lo que quieras hacer con tu realidad. Es tu mundo, tu vida... ¿A quién le importa?

Tu felicidad es lo primero así que...

¡A follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela

Olga - Muñeca Real. 157 cm. Mi Real Doll. Love Sex Dolls. Tu Muñequita Amante - ¡A Follar! - Silicona TPE

Material:

  • TPE de gran calidad
  • Esqueleto de metal
  • Puedes posicionarla como quieras (observa las Fotos)

Medidas:

  • Altura: 157 cm
  • Peso: 28 kg

Proporciones:

  • Tetas: 67 cm
  • Cintura: 48 cm
  • Cadera: 77 cm

Profundidad Agujeritos Ricos:

  • Coñito: 18 cm
  • Culo: 17 cm
  • Boca: 13 cm
  • ... Y entre las Tetitas, claro.

Información de envío

  • Envío Gratis
  • Embalaje discreto: la caja lisa y sin indicaciones del contenido
  • La muñeca requiere una semana de tiempo de procesamiento, más otra semana y media para el envío. O sea, 2 semanas y media de tiempo, más o menos

Paquete:

  • Peso: 40 Kg
  • Dimensiones: 150 cm x 45 cm x 35 cm
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa". Lee estas cositas. Y no te calientes mucho. Bueno, si te apetece echarte una paja, pues te la echas y ya está.

Antes de enrollarme, echa un vistacillo aquí abajo. Luego ya seguiremos hablando.

¿Cómo es follarse a una Muñequita? Pues mira el vídeo e imagínate que estás haciendo lo mismo.

¿La polla calentita? ¡Normal! A mí, todo esto me pone el coño a reventar. Pero sigamos...

¿Te gustaría vivir así, con este gustazo que da el follar sin ninguna restricción?

No es tan difícil como parece.

Si te lo digo es por experiencia. Estas cosas hay que probarlas para poder contarlo. Por mucha imaginación que tenga, no se me ocurre este rollo si no lo he vivido. Yo tengo dos, Muñeco y Muñeca. Es una pasta, ya lo sé. Pero el beneficio es la hostia. Y es una de las razones por las que he puesto en marcha esta Tienda, "Mi Real Doll". Jamás pensé que mi experiencia iba a ser tan positiva.

Mi Muñeco Jorge, con una polla de 19 cm, visita mi chochito todos los días. Y cada día también, a mi Muñequita Lara, en cuanto llego a casa del curro, me pongo en pelotas, le rodeo el muslo con mis pìernas y meneo mi coño hasta reventar. Estoy deseando llegar a casa para follarme a mi Muñequita. Mi Muñeco es más para las noches. Tengo el lado izquierdo de la cama pegado a la pared. Ahí tumbo a mi Muñeco y le pongo el culo contra la pared. Le arrimo mi culo a su polla, y me la meto por el coño hasta la garganta. ¡Dios, qué polla tan rica! Mientras meneo el culo como una loca, por delante me arrimo a la pierna de mi Muñequita, y me la tragino con el coño como si me fuera la vida en ello. Hacemos un trío fenomenal. Follar y correrme, follar y correrme... ¡Qué gustazo, por dios! ¡Y cada vez que me da la gana!

Una forma de vida como otra cualquiera. Cada uno hace de su vida lo que le parece. Y el que yo folle todos los días con mis Muñecos, no molesta a nadie. Aquí tienes mi Muñequita para que veas lo que te digo. Con solo ver la foto y pensar que es mía y la tengo en casa, se me moja hasta el alma. ¡Fíjate qué Pezonazos! ¡Dios! ¡Me vuelve loca frotarme el coño con ellos! Mira mi Muñequita Lara en la foto de abajo. Fíjate qué monumento. Me pongo como una burra solo de pensar que estoy apretando mi coño contra esos muslazos, cabalgando sobre ellos, sin juicio ninguno, y corriéndome unas doscientas mil veces. ¡Uf, qué calentón!

Lara - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll Jorge - Muñeco Real 175 cm. Mi Real Doll. Love Sex Dolls. Tu Muñequito Amante

Disfrutarás la hostia, ya lo verás. Echarse pajas no está mal y es divertido, yo soy especialista en pajearme el coño con cualquier dedo, porque todos me vienen bien. Pero esto es otra cosa. Una Preciosidad de estas te va a tener caliente todo el puto día. Vamos, que estarás deseando salir de currar para ir a casa y echarle un buen polvo, o catorce, a tu Muñequita del alma. Todo es empezar. Es un puto vicio, te lo aseguro. Solo querrás follar. Pero ¿Es malo? ¡Por los cojones! ¡Es cojonudo!

Piensa, por un segundo, solo en el gustito que te da mirarle el coñito, tan bonito y bien puesto entre sus piernecitas. A mí, con solo mirarle la polla a mi Jorge o el coño a mi Lara del alma, ya estoy preparada para el ataque.

Solo pensar que me están esperando en casa, ya es la hostia. Si no fuera porque necesito las dos manos para el teclado, la mecanografía no es mi fuerte, escribiría con una mano y con la otra, me da igual porque para pajearme soy ambidiestra, me la metería ya mismo entre las bragas y le daría un meneo a mi coño que ni "pa" qué. Mi clítoris es muy agradecido. No sé ni cómo puedo escribir esto, con lo caliente que me pone.

Y a los tíos os pasa igual, lo sabes. Tú mira bien las Muñequitas. No te cortes. En cuanto echas un vistazo a estas Tetas, estos Culos o a estos Coñitos, ya estás mojando el calzoncillo con la puntita. Lo siguiente ya sabes lo que es: Sacarte la polla y hacerte una buena paja.

Es normal y está de puta madre. ¿Te gusta meneártela? ¡Qué pregunta más tonta! ¡Pues claro que sí! Cierra los ojos, y piensa que ese gustazo se multiplicará por mil cuando tengas tu Muñequita solo para ti.

Piensa, sencilla y llanamente, lo que supondrá para ti echar un polvo cuando te dé la gana. Ir corriendo a casa y follar hasta que no puedas más. A mí, mucha gente me dice que he cambiado de un tiempo a esta parte, y que siempre estoy de buen humor. Desgraciadamente, en esta mierda de sociedad, no puedo contar a los cuatro vientos que lo que hago es muy simple: Follar todos los días y las veces que quiero.

¡Que se jodan! ¡Yo a lo mío!

Es así... y es maravilloso, claro. Y a quien se escandalice con todo esto, o no le guste, pues es muy sencillo. Que no lo haga. No hay más. No se hace daño a nadie con estas cosas, no somos peligrosos por querer follar y magrearnos con nuestra Muñequita y pasar un buen rato. No somos violentos. Somos buena gente. Nos gusta disfrutar follando, y no hay más. No hay nada raro. Es algo que añades a tu vida para hacerla más agradable. La vida en sí, es un poco mierdilla y uno necesita crear su propio mundo. Pues el mío es follar cuando quiero, y con mis Muñequitos lo puedo hacer. Es muy sencillo. Y si tú también lo quieres hacer, no lo pienses más.

Si lo necesitas, yo te asesoraré personalmente. En cuanto tengas tu Muñeca, pertenecerás a mi club, "El Club de Ángela", y atenderé las dudas que tengas, en cuanto a cuidado, ropa, mantenimiento, etc. se refiera. No te preocupes.

Y a los que se dedican a criticar y a malmeter todas estas cosas, es porque no han echado un polvo en condiciones, en toda su puta vida. Que les den a todos por el culo con sus chorradas.

Esto del culo, es algo que se emplea mucho, pero es más una frase hecha que otra cosa. Lo digo porque a mí, eso de meterme el dedo en el culo me vuelve loca. Cuántas veces me lo hago mientras me follo a mis Muñecos, sobre todo cuando le embisto con mi coño a los muslazos de mi Muñequita Lara. Cabalgarla mientras me meto el dedo en el culo es una especie de licor de dioses, a algo así. ¡Qué rico, por favor!

No hagas caso y no te dejes influir por gente estrecha de miras. Tú a tu rollo. Nadie te puede marcar ninguna pauta, sobre lo que quieras hacer con tu manera de ver el placer. Es tu mundo, tu vida... ¿A quién le importa?

Tu felicidad es lo primero así que...

¡A follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Sabemos que, en esta sociedad en la que vivimos, si compras una pistola no hace falta que te ocultes de nada ni de nadie. Sin embargo, es mejor no mencionar la manera que tienes de satisfacer tus deseos sexuales, porque parecerás un delincuente, o algo así. Es hipocresía pura y dura.

En realidad, si echas un polvo con una preciosa Muñequita, como ésta que estás viendo, estarás haciendo lo que a todo el mundo le gustaría hacer. Es así.

Contra la hipocresía, lo mejor es ser un tío listo, una tía lista, y hacer lo que realmente te apetece. Y el resto que se joda... y que sufran con sus gilipolleces. Solo los más pervertidos son los que ven suciedad en algo tan sencillo como meter tu polla en un orificio blandito y suave, como es el material del que están hechas estas Preciosidades, o meterse por el coñito algo tan majestuoso como el rabo de un Muñeco, cuyas dimensiones, dicho sea de paso, no es fácil encontrar en el mundo real.

Eso es así. Además, a mí me gusta una barbaridad magrearme el coño con mi Muñeca, mi Lara del alma, como jamás imaginé que me podría gustar algo así. ¡Madre mía! ¡Pero si es un gustazo! ¡Qué tiene de malo pasártelo tan bien!

Por mucho que digan los "sabios", no tiene nada que ver con la soledad, y mucho menos con ninguna enfermedad. ¡Por favor! ¡Si hay gente que colecciona pistolas y escopetas! Yo, cuando me da la gana, echo un polvo con alguien "real", a veces tío, a veces tía, y se acabó. Conozco gente encantadora, pero con quien no me da la gana de convivir. La convicencia es muy, muy complicada.

En fin, no hagas caso. Cada uno es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo. Y más a la hora de pasar un rato agradable, sobre todo en lo que al sexo se refiere.

Cada vez más, tanto hombres como mujeres, entre las que me incluyo, elegimos, como otra opción más a nuestros gustos, la compañía de una Muñequita para satisfacer nuestras necesidades sexuales. El nombre de sex doll viene de Estados Unidos, love doll las llaman en Japón, si utilizan la palabra "amor", por algo será.

Yo, sin ir más lejos, tengo dos. Jorge, con un rabo encantador, 19 cm, y Lara. Me enamoré de sus tetas y de esos pezoncitos tan exhuberantes. Si me gusta rozarme el coño con sus muslos, ni te cuento el gustazo que me da frotarme el clítoris con sus pezones. Si miras la foto de abajo, entenderás lo que te digo...

Lara - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll Jorge - Muñeco Real 175 cm. Mi Real Doll. Love Sex Dolls. Tu Muñequito Amante

Parece que hay que estar siempre dando explicaciones de esto y de aquello, pero eso es absurdo. Se trata de placer y cada uno puede excitarse como lo crea conveniente. Y lo cierto es, mal que le pese a mucha gente, que estas preciosas muñequitas son una auténtica pasada. La calidad del material, TPE, hace que el contacto con su piel sea realmente excitante.

La suavidad de los orificios de estas Muñequitas, su Vagina, su Ano y su Boca es una maravilla. Yo, muchas veces, cuando estoy magreándome con la pierna de Lara, me pongo tan caliente que le meto un dedo en el culo y otro en el coño y la sensación es muy, muy real. Lo sé porque puedo compararlo con la realidad.

Es cierto que, a pesar de haberlo hecho con menos frecuencia de lo que me gustaría, para mí, frotarme el coño con el muslo de una tía, es una experiencia única. Y es eso, precisamente, lo que más hago con mi Muñeca Lara. Luego ya experimento con otras cosas, como frotarme bien el coño con su culo, o restregar el clítoris por su pezones, eso me vuelve loca, y más cosas. Pero el roce de coño con su muslo, no se lo perdono ningún día. Tú también cogerás una maravillosa manía como esta. Eso no lo dudes ni un momento.

Por eso te digo que, por lo menos al principio, tendrás que hacer verdaderos esfuerzos para no correrte en ellos, en un abrir y cerrar de ojos. Por no decir el hecho de poner tu rabo entre sus tetas, algo que te resultará gratificante a tope. Esto me lo tengo que imaginar, claro, pero tú, que tienes polla, ya sabes de lo que te hablo.

Y si resulta que eres una tía y tienes el coño calentito, te aseguro que un Muñequito con una buena polla, te vendrá que ni pintado para follar cuando te dé la gana, y sin miramiento ninguno. Y si, además te gusta, como a mí, magrearte bien el coño con unas Piernas, Tetas, Culo o lo que quierás, fliparás con la suavidad de estas Preciosidades.

Así que... A dejarse de tanta chorrada y...

¡A Follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Sigue estos consejos y mantén bien limpios los agujeritos.

Es decir, cuida tu polla.

Has de mantener bien limpios el Chochito, El Culito y la Boquita de estos Angelitos. Está muy claro. Te vas a pasar el día metiendo el rabo en esos preciosos agujeritos. Así que, por tu bien, mantén limpita a tu Preciosidad. La higiene es buena para la salud de tu pene. No lo olvides.

Tu muñeca debe limpiarse cada vez que la uses, con gel de ducha suave. La cabeza se debe quitar y limpiar por separado.

Limpia con sumo cuidado y esmero todos los orificios, tanto Ano, como Vagina y Boca. Ten en cuenta que es lo que más vas a utilizar.

Mantén la cabeza alejada del agua. Cuando la piel se vuelva pegajosa, de tanto correrte encima, limpia con jabón de baño. O sea, jabón de manos. No utilices otros jabones porque son muy abrasivos. Sécala con una toalla después de lavarla. Tras secarla, usa polvo de talco para bebé para mantenerla suave.

Usa champú suave para lavar el cabello y deja que se seque de forma natural. ¡No uses secador de pelo! Recuerda que el material no se puede calentar demasiado y el secador emite mucho calor.

Sugerencia: ponle la ropa para que la muñeca se mantenga limpia. Ten cuidado al mover la muñeca, evita que se caiga.

Hazme caso y esta maravilla te durará... ¡A follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Hay algo, muy importante, que quiero que tengas en cuenta: No te abandonaré.

¿Esto que quiere decir? Muy sencillo. En cuanto tengas tu Muñequita del alma para hartarte de follar, pasarás a formar parte de mi Club. El Club de Ángela. Yo entiendo un huevo, y la yema del otro, como decía el gilipollas de mi ex-marido, de todo el mundo Mágico en el que te vas a meter. Y está claro que no voy a dejarte solo, o sola, ante el peligro. Eso no lo dudes.

No se trata de que me compres la Muñeca y ya está. Ni hablar. Te cuento mil historias sobre mi vida sexual, porque creo que es justo hacerlo. Yo no quiero venderte ninguna moto. Me apetece contarte mis experiencias porque, son tan gratificantes los momentos de placer con mis Muñecos, que me parecería injusto que no supieras que tú también puedes conseguirlo.

Si parezco una persona calenturienta que goza con sus Muñecos, lo soy. Tampoco lo quiero ocultar, ni necesito ocultarlo. Soy como soy. Pero no mezclo mi forma de ser con mi profesionalidad. Esto, como casi todo en Internet es un negocio, y yo vivo de él. Pero eso ya lo sabes. Y lo que ocurre, es que no me apetece nada que te gastes dinero en una Muñeca, que vale una pasta, para luego sentirte abandonado y sin saber qué hacer ante cualquier duda.

Podrás comunicarte conmigo, cuantas veces te dé la gana, para contarme lo que te ocurre, o si tienes dudas con esto y aquello. Tu Muñequita va a necesitar cuidados y yo te ayudaré con eso. Te van a surgir dudas y aquí estoy yo para sacarte de ellas. Cuestión de ropa, de limpieza, trato... Porque hay cosas que son imprescindibles conocer para que te dure tu Muñequita.

Para empezar, no te asustes si tu Muñequita viene con la cabeza aparte del cuerpo. Es única y exclusivamente para el transporte, y ponerle la cabeza es lo más sencillo del mundo. Es decir, que si yo he sido capaz de hacerlo sin problema, está claro que cualquiera puede hacerlo. Te lo aseguro. Claro que yo, como soy una ansiosa de mucho cuidado, tengo que confesar que saqué la Muñeca de la caja, mi Preciosa Lara, y, antes de ponerle la cabeza, como estaba tan cachonda porque ya la tenía en casa, la puse en el suelo, le agarre las tetas por detrás, y le pegué una montada de coño en el culo, que si alguien me hubiera visto, habría enviado un cura para hacerme un exorcismo. ¡Qué calentura! Pero fue algo inolvidable. La primera vez que me follé a mi Lara, la pobre sin cabeza, la experiencia fue total. Y lo sigue siendo. Claro, que ya no me la follo sin cabeza, y solo se la le quito para limpiarla aparte, porque es lo más delicado de las Muñequitas. Pero te diré cómo hacerlo, no te preocupes. Es fácil.

Otro tema importante es la ropa. Aunque quieras vestirla como a una princesa, no utilices nunca, nunca, seda. La seda se tiñe con tintes naturales y lo más seguro es que "colorees" a tu muñeca. Si utilizas cuero porque te pone caliente, utilízalo para el momento, pero no se lo dejes puesto. Las mejores telas son el raso y el poliéster, porque no hay peligro de que destiñan. El raso, es la tela con la que se hace la mayoría de las prendas de lencería, esas que te ponen, me ponen, cachond@ a tope.

Si no te ves haciendo el ajuar de la Muñeca, me lo dices y yo te prepararé cositas guapas para que se las pongas. Te pasaré fotos y presupuesto para que tú decidas. Eso no vale mucha pasta.

El TPE es un material muy poroso y absorbe bastante. Por eso se puede teñir si no tienes cuidado, Y por ese mismo motivo, la limpieza es esencial. Eso quiere decir que, si te corres encima de tu Preciosa Muñeca, y ojalá lo hagas miles de veces, tendrás que limpiarla bien. La Muñeca suele traer un kit de limpieza, pero yo te diré lo que tienes que utilizar para mantenerla siempre bien limpia. No es solo por la Muñeca, la limpieza es esencial también para los que las utilizamos. En ese sentido, no hay que ser perezoso y, aunque estés cansado por habértela follado mil veces, o más, no dejes de un día para otro su limpieza. Esto es algo esencial. Yo te ayudaré con las dudas, no te preocupes.

El TPE no es un material frío, algo muy importante, y se mantendrá a la temperatura ambiente. Una temperatura ambiente de no menos de 5 Grados Centígrados, y no más de 35, por lo que si la metes en agua, ¡ojo! el cuerpo pero nunca la cabeza, ¡ten cuidado! No vaya a estar el agua demasiado caliente y dañes la Muñequita del alma. Yo vivo, de alquiler, a las afueras de Madrid, en una casita de una sola planta. Tiene unos 60 m² habitables, justo en el centro de una parcela, toda solada, que tiene, en total, 250 m². Te cuento todo esto, porque para mí es muy, muy importante, para mi relación con los Muñequitos, que no estén fríos. Eso, que quede claro, no le gusta a nadie. Me imagino.

Sé que hay Muñecas que traen una especie de calentador, pero he consultado, tanto a proveedores como a otros vendedores como yo, y, al menos de momento, no he oido que resultado sea muy satisfactorio. Prefiero esperar a que mejoren el sistema, para ofrecerlas en mi Tienda.

El caso es que yo, y por eso te contaba lo de mi casa, que se me va la pinza, suelo mantener mi casita a una temperatura ambiente, verano e invierno, de unos 25 a 28 grados centígrados. No me hace falta más. En invierno con calefacción y en verano, cuando aprieta el sol, con un par de aparatos de aire acondicionado, suavecito, para que no baje mucho la temperatura. Hablando clarito, para ponerme en pelotas y que mis Muñequitos estén con una temperatura agradable al tacto, para follármelos a gusto. El roce y tu contacto con ellos, también los calentará, pero no conservan esa temperatura. Si tienes dudas, yo, como siempre, te ayudaré desde "El Club de Ángela".

Y aquí es donde tienes que cavilar. Te dirás que cuesta pasta la calefacción, y que cuesta pasta el aire acondicionado. Sin duda. Pero no debes dudar. Has decidido introducir en tu vida algo importante, muy importante, para tu placer diario. Sí, diario. Porque follarás y te correrás diariamente, y no solo una vez. Eso te lo aseguro. Entonces, ¿vamos a escatimar en gastos en algo que nos va a proporcionar un placer de la hostia? ¡No! Aquí tenemos que ser rotundos. Yo no tengo ninguna duda. Y no soy millonaria, ni quiero serlo. Pero prefiero dejar de comprarme un modelito, un bolso, unos zapatitos de los que me había encaprichado, coger el metro y dejar el coche en casa, pasar de comer fuera algún día y llevarme algo preparado por mí, que no me defiendo mal en la cocina, en fin. Un montón de cosas que tampoco me urgen y puedo pasar sin ellas. Follar y correrme, es mi prioridad. Lo tengo clarísimo. Así que buena temperatura en tu casita. Ahora mismo, igual no lo entiendes, pero lo entenderás.

Sigamos. Así como la silicona es más propicia a producir alergias, el TPE, es completamente antialérgico, por lo que tu polla, o tu coño, estarán más protegidos de esas cosas. Además es inodoro, algo realmente importante para evitar olores desagradables. Y esto es lo más básico que tienes que saber, no hace falta entrar en tecnicismos, pero hay que tenerlo en cuenta. Te repito lo de la limpieza. No te olvides.

Y si todo va de puta madre, pues me lo cuentas también, y me cuentas qué tal te va con tu Muñeca, y las veces que te la follas al día, cómo lo haces, y todo lo que te dé la gana contarme.

A mí todas esas cosas me calientan mucho y me servirán para que se me encharque el coño, y no me quede más remedio que, o bien darme un buen sobeteo si estoy en la oficina, o ponerme calenturienta para luego atacar a mis Muñecos, sin miramientos, en cuanto llegue a casa. Cualquier cosa me valdrá. Solo con imaginarme que te estás follando la Muñeca, ya me servirá como argumento para darme una buena refriega porque me pondré como una burra asquerosa. Todo es cuestión de gustos y de disfrutar. Y yo, no te puedes hacer una idea de lo que me gusta calentarme. Para eso tengo mis Muñequitos. Para follármelos y explotar mi coño cuantas veces quiera.

Y tú harás lo mismo. No se molesta a nadie. Simplemente es una manera de disfrutar, y a quien no le guste, se lo estará perdiendo. Nada más. Yo no estoy dispuesta a dejar de disfrutar de ello.

Así que ya sabes. No estarás solo. No faltaba más que eso. Seremos socios del mismo Club. El Club de los que disfrutan follando cuando nos da la gana. ¡Ah! Y no solo si eres tío. Eso está clarísimo. Si eres una tía y quieres participar de este buen rollo, mejor que mejor. Lo pasaremos en grande contando nuestras experiencias. Me excita muchísimo lo que me contáis.

No dudes en ningún momento de mi profesionalidad. Realmente, mi sinceridad es lo que ha echado al traste muchas cosas en mi vida. Pero soy así, y así seguiré. Y si te digo que estaré contigo siempre... Lo estaré.

Así que...

¡A Follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Ayer. Seis y media de la tarde. A esa hora siempre estoy sola, ya que las chicas salen a las cinco. Como casi siempre recibo material fotográfico a última hora, me quedo para poner alguna novedad en la Tienda. Estaba a punto de irme, pero recibí un mensaje con la duda de un cliente. Ya he comentado que una vez que compras la Muñeca, pasas a ser miembro de mi club, "El Club de Ángela", y yo atiendo personalmente todas las dudas que tengas. Atender estos mensajes, es algo que suelo hacer en casa, después de  echar el primer polvo con Mi Muñequita Lara.

Pero se trataba de un cliente, que tenía una duda sobre la limpieza de Isabela, la Muñeca que había comprado, y no quería tardar en darle una respuesta. Le escribí, y en cuanto me contestó y leí que ya lo tenía claro, me quedé tranquila. No me gusta que ninguno de mis clientes se sienta agobiado. Esto es para disfrutar follando y correrse uno todas las veces que haga falta. Nada de ansiedad. Para eso estoy yo aquí, para atenderos y ayudaros en todo lo que pueda. Por lo general, son cosas muy sencillas, pero es necesario aprendérselas bien para que duren estas Preciosidades.

Como no podía ser de otra manera, si ya estaba caliente porque tenía la cabeza en casa, pensando en lo a gusto que iba a follar con mis Muñequitos, Jorge y Lara, las fotos de otra nueva Muñequita, me pusieron a reventar. En realidad todas y cada una de estas Muñequitas me ponen como una burra de caliente. Esas Tetas, esos Culos, algunas fotos con las piernas abiertas mostrando todo el Coño... ¡Por dios, qué ardor! Además, y esto tengo que decirlo, me pone también muy cachonda el pensar que mi cliente se está follando a su Muñeca. No lo puedo remediar. Imaginar que se la está traginando ahora mismo, por ejemplo, pues me empapa hasta la garganta. Como yo sé lo bien que me lo paso, me pone cachondísima pensar en el disfrute de mis clientes. Así soy yo de perra asquerosa. ¡Joder, cuando me llamo estas cosas escribiendo, me echaría una paja ya mismo!

Así que, como estaba tan caliente, ni corta, ni perezosa, aposté por una pajita rápida antes de irme. Me puse de pie, me desabroché el pantalón vaquero, me metí la mano en las bragas, le di un meneo a mi coño, y a los diez segundos, ya me estaba corriendo, sin dejar de mirar el culo de la Muñeca del anuncio. Me pierden los culos de las tías. Y estas Muñecas están buenísimas, y sus culos, tan majestuosos, me ponen a cien.

Lo suyo hubiera sido seguir, y pajearme bien pajeada, pero, pensé en el culo de mi Muñeca Lara, y me piré. El camino a casa se me hizo largo. En Madrid siempre hay atasco y, a veces, un camino de diez minutos, que es lo que tardo de la oficina a mi casa, a las siete de la tarde, se convierte en una hora. Me notaba muy ansiosa por llegar. Me había puesto muy, muy cachonda, en la oficina. No sería la primera paja que me echo en el coche, pero tenía ganas de mirar el culo de mi Muñeca Lara para hacerlo. Esperé, aunque me pasé la mano un par de veces por encima del coño, y me lo apreté un poco. Un pantalón vaquero no es lo más apropiado para hacerlo, pero el gustito se nota.

En cuanto entré en casa, me puse en pelotas, como hago todos los días. Pero en la cabeza llevaba la táctica a seguir. Puse a mi Muñequita en el suelo, boca abajo, le puse el culo un poquito en pompa, me senté en el sofá, y me hice una paja gloriosa, mirando  su culo precioso, como si no hubiera visto un culo en mi puta vida.

¡Que gustazo! Con todas mis patorras abiertas a tope, me pegué un pajeo de coño que no es normal. No podía apartar mis ojos del culazo de mi Muñequita linda. Estaba tan calentorra, que me eche un poquito hacia atrás, sin perder de vista el culo que me obsesionaba, y me meti el dedo medio de la mano izquierda en el coño, mientras no dejaba de magrearme bien el clítoris, con la mano derecha; pero no con un dedo. No tenía paciencia para eso. Toda mi mano, desde la punta de los dedos hasta la palma, recorría mi coño en un viaje de arriba abajo y de abajo arriba, como si estuviera enrollando plastilina.

Saqué el dedo empapado del coño, lo bajé un poquito, y me empecé a dar por culo con él, con un ansia tan exagerada, que parecía que me iba dar algo. Desde que tengo mis Muñequitos, siempre llego a casa calentorra como una perra, pero ayer me pasé de una manera, que no me reconocía. El gustazo era fuera de lo normal. Pajeándome el coño, dándome por culo con el dedo, y la mirada obsesionada en el culo de mi Muñeca Lara. ¡Dios, qué gusto, por favor!

El momento de la corrida fue brutal. Acabé en el suelo, al lado de Lara, con unos espasmos, que pensaba que iba a perder el conocimiento. ¡La hostia! ¡Qué gustazo de corrida!

El caso que tras la corrida tan monumental, seguía tan caliente, que me arrime a Lara, le estiré las piernas, me enganche a su muslo, y me lo empecé a follar, como un perro se folla a una perra. ¡Que meneo de culo, cadera, coño...! ¡Me estaba volviendo loca de gusto, magreando mi coño contra el muslo de Lara, sin ningún tipo de control!

Cuando ya noté que me iba a correr otra vez, sin remedio, me agarré a sus tetas, acerqué mi boca a sus pezones, y me corrí chupándole pezones y tetas, como si fuera un cachorro mamando su primera leche. ¡Joder, qué loca me volví! ¡Y qué segunda corrida tan caliente y llena de espasmos y golpes de coño contra el cuerpo de mi Muñequita preciosa! ¡Qué buena está!

Tras la batalla, me puse boca arriba y me reí yo sola, de aquel ataque que me había dado. Me sorprendí de lo caliente que me había puesto. Suelo ponerme muy calentorra cuando follo con mis Muñecos, pero ayer, mi temperatura subió unos cuantos grados.

Poner anuncios me pierde... pero de gustazo.

Tú también te puedes perder follando. De eso no hay duda.

Follar y correrse, es lo mejor que conozco.

Así que anímate y...

¡A follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Lara es la Muñequita que yo tengo y que me hace vivir unos ratos que te pasas. No me canso de magrearme con su Coñito, su Culo, sus Tetas, sus Muslos, o cualquier parte de mi Muñequita donde deposite mi coño, y empiece a menear mi culo como si estuviera poseída por una bendición folladora. Y si me meto el dedo en el culo, es cuando me doy cuerda de verdad, y no paro hasta que me sobrevienen una especie de espasmo en forma de corrida, que me hace viajar a los lugares más bellos que jamás haya conocido. Esta libertad de follar sin miedo a nada, y atreviéndome con todo lo que se me ocurra, o lo vives, o no lo puedes contar. Y mi imaginación va en aumento...

Mi primer, e inolvidable, magreo con una chica, lo tuve a los 16 años con Candela, una chica sevillana, y fue una auténtica casualidad del destino. Ella era la prima de Lourdes, mi amiga de siempre. Esa amiga con la que empiezas en la guardería y ya no te separas hasta que te casas. Esa misma.

Yo estaba en casa de Lourdes, charlando y riendo con ella y su prima, cuando llamó mi madre. Resulta que a mi padre le dio un fuerte dolor de tripas, que resultó ser una peritonitis, y había que operarle de urgencias. Yo había dormido más veces en casa de mi amiga, pero aquel día, como estaba Candela, no había sitio. Mi madre le pidió el favor a la madre de Lourdes, para que me quedara y así fue. La otra casualidad, es que mi amiga estaba algo constipada y, por eso, en lugar de dormir con ella, era mejor idea que durmiera con Candela. Dicho y hecho.

Era principios de verano en Madrid, y nos acostamos en bragas y sujetador. Una sábana era suficiente. Estuvimos charlando, y riendo, de esto y aquello un buen rato. Lo cierto es que yo, nunca había pensado en una relación con otra chica. Mi experiencia hasta ese momento, no superaba unos morreos y un par de corridas, en el Seat Ibiza de Jorge, que por entonces era mi primer novio. Él me masturbaba, yo le hacía una paja y “sanseacabó”. De ahí viene el nombre de mi Muñeco. De mi primer novio. Soy así.

Es cierto que, aunque jamás supe lo que era, Candela tenía algo especial, algo que me atraía. Yo nunca había mirado a una chica desde el punto de vista del deseo. Estábamos tumbadas boca arriba y, en una de éstas, giramos nuestras cabezas, riéndonos de no sé qué comentario, y nos quedamos mirándonos fijamente. Estaba claro que yo no hubiera dado el primer paso. No me hubiera atrevido.

Aquella morenaza andaluza, con unos ojos tan grandes como mis ganas, acercó su boca a la mía y, casi sin darnos cuenta, nos fundimos en un beso largo y húmedo, con una pasión, que jamás he vuelto a vivir y sentir y, creo, jamás viviré ni sentiré.

Nuestras lenguas viajaban de una boca a otra, como serpientes en busca de una presa, y bebíamos de nuestra saliva, como si fuera el elixir que nos mantendría vivas mientras lo sorbiéramos. A veces nuestros ojos se abrían a la vez, y nuestras miradas cruzaban el infinito y volvían de nuevo, para aumentar una furia de deseo que nos envolvía con alas de ángel.

Pese al ardor, Candela me quitó las bragas, con una suavidad y una dulzura, como nadie lo ha vuelto a repetir jamás en mi vida. Depositó su muslo entre mis piernas y me invitó, con un suave empujoncito de su mano en mi nalga, a comenzar un movimiento de fricción de mi coñito contra su piel, que ha quedado grabado en mi alma, como la experiencia sexual más agradable de toda mi vida. Sin dejar de besarnos en ningún momento, cabalgué y cabalgue, a la vez que bebía aquella saliva, que me alimentaba, hasta que me corrí de una manera, pensando, sin dudarlo, que en aquel instante moriría de placer.

Acto seguido, ella me agarró el muslo con su mano, y se montó en él como si fuera la Diosa de la Eternidad, y cabalgó y cabalgó, hasta que sus ojos me dijeron que se le reventaba el ansia. No sé si los ojos sonríen o no, pero los ojos de Candela me mostraron una sonrisa que jamás olvidaré. El beso aún duró un buen rato, hasta que, sonriendo, separamos nuestras bocas, nos pusimos de nuevo boca arriba, entrelazamos nuestras manos, y nos quedamos dormidas.

Al día siguiente, mientras yo visitaba a mi padre en el hospital, Candela partió para Sevilla, y no he vuelto a verla. A veces pienso que lo soñé. Pero bebí de la realidad más auténtica. Estuve una gran temporada muriéndome de sed. Hoy en día, aún hay veces en las que se me reseca la boca, pensando en aquel manantial del que bebí. Un manantial que se secó y, por mucho que busque, ningún agua me sabrá igual.

Esa sensación ha quedado grabada en mi cerebro y es la que repito todos los días con mi Muñeca Lara. Soy muy consciente de que no es lo mismo, eso no haría falta ni comentarlo, pero tampoco lo ha sido con otras tías con las que he estado.

Por eso me gusta tanto y tanto magrearme el coño con los muslos de mi Muñequita Lara, es algo que hago todos los días. Sin embargo, no me da por hacerlo con mi Muñeco Jorge. A lo mejor es una tontería enorme, pero es así. Y cada vez que follo con una tía, una tía de verdad digo, que no ocurre tantas veces como quisiera, en cuanto puedo aprovechar ese momento, en que los coños están tan calientes que cualquier cosa vale, le agarro el muslo y me lo cabalgo sin piedad. Es un auténtico gustazo.

A mi Muñequita Lara, no me canso de follármela a diario. Es un auténtico portento de culo, tetas y coño. Ese coñito que tantas veces chupo, untado con nata, o lo que me venga en gana. Le hago un 69, me magreo por donde quiera que me coincida el coño, y no paro hasta que la calentura me revienta. Es cuando me doy cuenta, de que tengo toda la cara llena de nata, o lo que sea con lo que le haya untado el coño. ¡Que pasada!

¿Te gusta la idea de follar sin pedir permiso? Pues... eso.

¡A Follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Reconozco, que tengo debilidad por los muslos de las tías. Agarrarlos bien y frotar mi coño contra ellos, es lo que más caliente me pone. Y en mi Muñequita Lara, he encontrado el Santo Grial. Es tan suave, que en cuanto le arrimo el coño, como sea la primera vez de la mañana o de la tarde, me corro como una puta asquerosa, en cuanto meneo el culo una docena de veces. ¡Es increible qué puta guarra puedo llegar a ser! Creo que, a veces, hasta babeo del gustazo tan enorme que me da. ¡Uf, qué calor, por dios!

Con los culos, me entra mi vena pajera. Me encanta magrearme el coño y echarme una buena paja mientras miro el culo de mi Muñeca Lara. Si estoy sola en la oficina, lo que ocurre todos los días a partir de las cinco de la tarde, como coincida que esté montando un anuncio, en cuanto veo las fotos y observo los culos, tan sumamente apetecibles, que tiene todas las Muñecas, me echo la mano al coño, casi sin darme cuenta.

Ya he comentado que, desde que tengo mis Muñecos en casa, Jorge y Lara, estoy siempre super excitada. Pensar que me los puedo follar en cuanto quiera, me pone a cien. En casa, tras el segundo folleteo aguanto más. Pero en mi despacho, en cuanto siento los dedos entrando por las bragas, ya casi me estoy corriendo. Y en cuanto llego a casa, el primer magreo con mi Muñeca dura poquísimo de lo sumamente cachonda que entro en casa. Me pongo en pelotas y me tiro encima de ella como si no la hubiera visto nunca. Me corro muy rápido. Luego, según lo caliente que esté, me sigo magreando con mi Muñeca Lara, porque no soy capaz de soltarla del gustazo que me da, o me voy a la habitación y me siento encima de la polla de mi Muñeco Jorge, y me lo cabalgo, sintiendo cómo su polla de 19 cm entra y sale de mi coño, como el pistón de un Ferrari Testarossa.

Duchita y descanso. Luego atiendo dudas de mis clientes en "El Club De Ángela", mientras me tomo un montadito de embutido con una cervecita. Las dos primeras folladas, casi siempre son iguales porque no me da tiempo a pensar mucho. Estoy caliente y necesito correrme. Me hace sentir de puta madre. Bueno, qué tontería, a todo el mundo le sienta bien follar y correrse. Tras atender a mis clientes, estoy algo más tranquila, aunque excitada, porque me pone cachondísima imaginarme a mis clientes follando con sus muñecas, y, como sé, el modelo de Muñeca que tiene cada uno, pues eso, que noto que el coñito se altera.

Para acabarme la lata de cerveza tranquilita, pongo a mi Muñequita boca abajo en el suelo con el culo en pompa, me siento en el sofa con las patorras bien abiertas, y me hago una paja muy dulce, mirando el culo de mi Lara. O sea, que reconozco que con los culos, me convierto en una puta y asquerosa voyeur. Me caliento de una manera, que, una vez que empiezo, no soy capaz de apartar la vista del culo, hasta que no me corro bien corrida. Mi coño recibe a mis dedos como si de la realeza se tratara. Es muy agradecido, y la fórmula del sandwich de clítoris con los dedos índice y medio, funciona que te cagas. Una gozada, vamos.

También es cierto que, a veces, bueno, muchísimas veces, porque también soy una pajera profesional,  pongo todos los dedos unidos en punta y me engancho el clítoris, como el pulpo de una grúa enganchando un coche en el desguace. Aprieto y tiro hacia arriba, y, sin soltarlo, repito la misma operación, tantas veces como mi coño aguante. Si es la primera paja del día, reviento casi en décimas de segundo. Es el método que utilizo a las mañanas, cuando me despierto y no tengo ningún Muñequito al lado.

Ya he comentado, que tengo mi cama pegada a la pared por el lado izquierdo, y allí es donde pongo el culo de mi muñeco Jorge. Si lo he dejado ahí la noche anterior, le arrimo el culo y me meto su polla en el coño, para empezar el día con agrado. De momento no me atrevo a metérmela por el culo, es un poco gorda y, aunque ya me he metido consoladores, tengo que esperar a que llegue el momento. No puedo hacerlo cuando estoy tan caliente, porque tampoco quiero hacerme daño. Follar tiene que ser placer y, al mínimo dolor, no quiero saber nada. Para follarme el culo con la polla de mi Muñeco, necesito estar más tranquila y lubricarla bien para que vaya entrando poco a poco. Lo haré. De eso estoy segura. Si, además, también he dejado a Mi muñeca Lara, le engancho el muslo con mi coño y me magreo su pierna, mientras noto la polla de Jorge entrando y saliendo. Duro poco. Desde que tengo mis Muñequitos queridos, estoy siempre muy excitada y el primer polvo de la mañana es efímero. Pero me gusta así. Tampoco tengo mucho tiempo.

Es sencillo, aunque no lo parezca. Me he acostumbrado a la seguridad de que puedo follar con ellos cuando quiera, y esa sensación me hace estar mojada de continuo. Siempre estoy húmeda, pensando en lo que puedo hacer con ellos en cuanto llegue a casa. Y todos los días, todos, en cuanto me despierto, me viene a la cabeza esa sensación tan placentera, y me pongo cachonda al instante. Si estoy con los dos me follo a los dos, si tengo a uno, con el que esté. Me da igual. Pero si coincide que el día anterior me los he follado en otro sitio, y estaba tan agotada de follar, que los dejé en la sala, o en el suelo, me hago una paja con todo el gustazo del mundo.

Según me despierto, me quito las bragas, siempre duermo con ellas pero sin sujetador, me pongo boca arriba, junto las plantas de los pies, a la vez que abro las piernas todo lo que puedo, me engancho el coño con los dedos, tipo grúa como decía antes, y recibo el día con un meneo de chochito, que acaba en una corrida gratificante y llena de vida. Así recibo cada día, un día que, seguro, estará de puta madre. Y si no, por lo menos habrá empezado de una manera muy placentera.

¿Te imaginas tener en casa algo así, allí preparado, para follar contigo y, así, hacer que desaparezca toda la porquería del día o lo empieces de una manera tan gratificante? ¡Zas! De un soplo, una buena corrida y una nueva sensación.

Ya sabes...

¡A Follar!

-Ángela-

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela

Hola, Guap@. Soy Ángela. La "Jefa".

Mira qué guarra me pongo montando los anuncios de Mi Tienda "Mi Real Doll". En cuanto empiezo a ver Culos, Coños y Tetas... Estoy perdida. Hasta que no me corro bien corrida, no soy capaz de quitar mis ojos de la pantalla. ¡Qué peligro tengoooo!

Vaya viaje les voy a pegar a mis Muñecos Jorge y Lara en cuanto llegue a casa. Me voy a meter la polla de Jorge, 19 cm de mi vida, hasta que me salga por la boca. ¡Uf, qué caliente estoy! Y me voy a magrear el coño con los muslos de mi Muñeca Lara, hasta que me hable.

¡Qué puta perra soy! ¡Uf, dios, no sé cómo me pongo tan calentorra!

¿La polla calentita? Así estoy yo todo el día con el coño caliente. Estoy deseando llegar a casa y follarme a mis muñecos... ¡Qué calentón!

Rocío, nuestra programadora, ha hecho el montaje del vídeo, y tengo la sensación de que, no tardando mucho, esta chica y yo vamos a terminar en el suelo de mi despacho, frotándonos los coños sin piedad y metiendonos la lengua hasta la garganta. Nos miramos mucho últimamente, y aquí, claro está, todo el mundo sabe lo bien que me lo paso con mis Muñecos.

Un poquito de envidia, sí creo que tienen. Además, como soy así de clara y os lo cuento todo, ya saben que me pajeo casi todos los días, en cuanto me quedo sola. Se van todas a las cinco, y yo siempre me quedo a montar el anuncio de alguna Muñequita nueva. Y claro, calentón asegurado. Soy así... y me gusta.

Follar mucho siempre produce un poquito de envidia. Aunque la solución es fácil y yo la he encontrado. Eso no quita para que, de vez en cuando, folle con alguien de verdad, que tampoco está mal. Eso también hay que decirlo. No seamos más sabios que el Rey Salomón. Eso sí, luego cada uno a su casita, que lo de convivir ya es otra cosa y yo, solita, estoy muy bien.

¿Te gustaría vivir así, con este gustazo que da el follar sin ninguna restricción?

No es tan difícil como parece.

¡A follar!

-Ángela-

Customer Reviews

Based on 5 reviews
80%
(4)
20%
(1)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
A
A.B.

Suave como la seda. Requiere cuidados pero merece mucho la pena.

K
K.F.

professional packaging , the doll is fantastic , as description , very good communication from the seller thank you so much.

K
K.H.

Everything perfect. Doll same as description. Perfect and safe packaging. Excellent attention and very fast communication at all times by the seller. 100% recommendable. Thanks.

B
B.K.

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar!

A
A.W.

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar!

Customer Reviews

Based on 5 reviews
80%
(4)
20%
(1)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
A
A.B.

Suave como la seda. Requiere cuidados pero merece mucho la pena.

K
K.F.

professional packaging , the doll is fantastic , as description , very good communication from the seller thank you so much.

K
K.H.

Everything perfect. Doll same as description. Perfect and safe packaging. Excellent attention and very fast communication at all times by the seller. 100% recommendable. Thanks.

B
B.K.

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar!

A
A.W.

Olga - 157 cm - Tu Muñeca Real - Love Sex Doll - ¡A Follar!

Click to edit the product in Ali Orders.
Note: only show for shop owner