Mi Real Doll - Envío Gratis - Paga Con Tarjeta O Transferencia Y... ¡A Follar!

Paja Matutina

El Blog de Ángela
El Blog de Ángela
Hola, guap@, soy Ángela, la puta jefa de este tinglado.
Reconozco, que tengo debilidad por los muslos de las tías. Agarrarlos bien y frotar mi coño contra ellos, es lo que más caliente me pone. Y en mi Muñequita Lara, he encontrado el Santo Grial. Es tan suave, que en cuanto le arrimo el coño, como sea la primera vez de la mañana o de la tarde, me corro como una puta asquerosa, en cuanto meneo el culo una docena de veces. ¡Es increible qué puta guarra puedo llegar a ser! Creo que, a veces, hasta babeo del gustazo tan enorme que me da. ¡Uf, qué calor, por dios!
Con los culos, me entra mi vena pajera. Me encanta magrearme el coño y echarme una buena paja mientras miro el culo de mi Muñeca Lara. Si estoy sola en la oficina, lo que ocurre todos los días a partir de las cinco de la tarde, como coincida que esté montando un anuncio, en cuanto veo las fotos y observo los culos, tan sumamente apetecibles, que tiene todas las Muñecas, me echo la mano al coño, casi sin darme cuenta.
Ya he comentado que, desde que tengo mis Muñecos en casa, Jorge y Lara, estoy siempre super excitada. Pensar que me los puedo follar en cuanto quiera, me pone a cien. En casa, tras el segundo folleteo aguanto más. Pero en mi despacho, en cuanto siento los dedos entrando por las bragas, ya casi me estoy corriendo. Y en cuanto llego a casa, el primer magreo con mi Muñeca dura poquísimo de lo sumamente cachonda que entro en casa. Me pongo en pelotas y me tiro encima de ella como si no la hubiera visto nunca. Me corro muy rápido. Luego, según lo caliente que esté, me sigo magreando con mi Muñeca Lara, porque no soy capaz de soltarla del gustazo que me da, o me voy a la habitación y me siento encima de la polla de mi Muñeco Jorge, y me lo cabalgo, sintiendo cómo su polla de 19 cm entra y sale de mi coño, como el pistón de un Ferrari Testarossa.
Duchita y descanso. Luego atiendo dudas de mis clientes en "El Club De Ángela", mientras me tomo un montadito de embutido con una cervecita. Las dos primeras folladas, casi siempre son iguales porque no me da tiempo a pensar mucho. Estoy caliente y necesito correrme. Me hace sentir de puta madre. Bueno, qué tontería, a todo el mundo le sienta bien follar y correrse. Tras atender a mis clientes, estoy algo más tranquila, aunque todavía excitada, porque me pone cachondísima imaginarme a mis clientes follando con sus muñecas, y, como sé, el modelo de Muñeca que tiene cada uno, pues eso, que noto que el coñito se altera.
Para acabarme la lata de cerveza tranquilita, pongo a mi Muñequita boca abajo en el suelo con el culo en pompa, me siento en el sofa con las patorras bien abiertas, y me hago una paja muy dulce, mirando el culo de mi Lara. O sea, que reconozco que con los culos, me convierto en una puta y asquerosa voyeur. Me caliento de una manera, que, una vez que empiezo, no soy capaz de apartar la vista del culo, hasta que no me corro bien corrida. Mi coño recibe a mis dedos como si de la realeza se tratara. Es muy agradecido, y la fórmula del sandwich de clítoris con los dedos índice y medio, funciona que te cagas. Una gozada, vamos.
También es cierto que, a veces, bueno, muchísimas veces, porque también soy una pajera profesional,  pongo todos los dedos unidos en punta y me engancho el clítoris, como el pulpo de una grúa enganchando un coche en el desguace. Aprieto y tiro hacia arriba, y, sin soltarlo, repito la misma operación, tantas veces como mi coño aguante. Si es la primera paja del día, reviento casi en décimas de segundo. Es el método que utilizo a las mañanas, cuando me despierto y no tengo ningún Muñequito al lado.
Ya he comentado, que tengo mi cama pegada a la pared por el lado izquierdo, y allí es donde pongo el culo de mi muñeco Jorge. Si lo he dejado ahí la noche anterior, le arrimo el culo y me meto su polla en el coño, para empezar el día con agrado. De momento no me atrevo a metérmela por el culo, es un poco gorda y, aunque ya me he metido consoladores, tengo que esperar a que llegue el momento. No puedo hacerlo cuando estoy tan caliente, porque tampoco quiero hacerme daño. Follar tiene que ser placer y, al mínimo dolor, no quiero saber nada. Para follarme el culo con la polla de mi Muñeco, necesito estar más tranquila y lubricarla bien para que vaya entrando poco a poco. Lo haré. De eso estoy segura. Si, además, también he dejado a Mi muñeca Lara, le engancho el muslo con mi coño y me magreo su pierna, mientras noto la polla de Jorge entrando y saliendo. Duro poco. Desde que tengo mis Muñequitos queridos, estoy siempre muy excitada y el primer polvo de la mañana es efímero. Pero me gusta así. Tampoco tengo mucho tiempo.
Es sencillo, aunque no lo parezca. Me he acostumbrado a la seguridad de que puedo follar con ellos cuando quiera, y esa sensación me hace estar mojada de continuo. Siempre estoy húmeda, pensando en lo que puedo hacer con ellos en cuanto llegue a casa. Y todos los días, todos, en cuanto me despierto, me viene a la cabeza esa sensación tan placentera, y me pongo cachonda al instante. Si estoy con los dos me follo a los dos, si tengo a uno, con el que esté. Me da igual. Pero si coincide que el día anterior me los he follado en otro sitio, y estaba tan agotada de follar, que los dejé en la sala, o en el suelo, me hago una paja con todo el gustazo del mundo.
Así que me quito las bragas, siempre duermo con ellas pero sin sujetador, me pongo boca arriba, junto las plantas de los pies, a la vez que abro las piernas todo lo que puedo, me engancho el coño con los dedos, tipo grúa como decía antes, y recibo el día con un meneo de chochito, que acaba en una corrida gratificante y llena de vida. Así recibo cada día, un día que, seguro, estará de puta madre. Y si no, por lo menos habrá empezado de una manera muy placentera.
¿Te imaginas tener en casa algo así, allí preparado, para follar contigo y, así, hacer que desaparezca toda la porquería del día o lo empieces de una manera tan gratificante? ¡Zas! De un soplo, una buena corrida y una nueva sensación.
Ya lo sabes...
¡A follar!
-Ángela-

Deja un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor, sé amable. Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarlos